Cómo hacer fundas para móvil personalizadas

Te gusta hacer cosas con las manos, eres un manitas muy hábil y si fuera por ti harías todas tus cosas por tu cuenta. Pero obviamente algunas escapan de tus habilidades así que las compras, como tu móvil. Aun así, intentas con todas tus fuerzas que sea muy tuyo, totalmente personalizado, fondo de pantalla, sonidos, todo echo por ti. Luego te das cuenta de que puedes llegar a un paso más allá y decides hacer una funda para el móvil personalizada, aquí te dejamos unas ideas.

Consigue una buena base prefabricada

Una de las formas más sencillas para esto es partir de una buena base, es decir, compra una funda blanca y personalizala. Puedes pintarla, forrarla con algún estampado que quieras, puedes pegarle cosas, cortarla y rehacerla, como tú quieras. Sólo asegúrate de comprar la funda correcta para tu modelo primero.

Cose un saquito

Fundas movil personalizadas

Quizás no tienes mucha habilidad, pero igual quieres hacer algo tú mismo, pues podrías hacer un saquito funda para tu móvil. Es tan sencillo como tomar dos pedazos de tela y unirlos por el borde, dejando uno abierto y ya. Luego puedes seguir la ruta anterior y pintar la funda o coserle más cosas. Eso sí, asegúrate que el interior de la funda sea suave para no maltratar la pantalla.

Media media

Quizás no tengas retazos de tela suficientes o es mucho para ti, hay una ruta incluso más sencilla, toma un calcetín, uno que no uses hace tiempo o uno que te guste su diseño y utilizalo como saquito funda para el móvil. Solo córtalo al largo que necesites, remata la abertura superior y listo. Pinta o decora al gusto si es necesario y obviamente no botes el resto, puedes sacar varios saquitos de un calcetín o reutilizar el resto en otro proyecto.

Punto y abuela

Si sabes utilizar el punto de cruz o alguna técnica de bordado pues ya puedes arrancar con una funda totalmente personalizada. Si no sabes alguna, seguro tu abuela si y puede enseñarte, además de hacer una funda para móvil personalizada podrás estrechar los lazos con tu abuela, lo cual nunca está de más. Prueba con diferentes hilos, distintos colores, mezclalos, es tu funda, así que tu manda.